Tomate Cherry

Los tomates cherry son una variedad que se distingue por su tamaño. Son más pequeños y tienen una forma similar a las cerezas. Su sabor es más dulce y sabroso, y puede adaptarse muy bien a diferentes platos gastronómicos. Además, los tomates cherry aportan vitamina A, B, C, E, K, hierro, calcio, fósforo, magnesio, manganeso, potasio, zinc, cobre, sodio, yodo, cobalto, antioxidantes, fibra, licopeno y ácido fólico. Pero a parte de aportar estos numerosos nutrientes, comer tomates cherry nos ayuda a mantener los músculos y nervios del cuerpo sanos, así como la salud de la vista. También favorecen la eliminación de líquidos y, gracias a sus bajas calorías, son ideales para la dieta. También mejoran la resistencia frente a las infecciones, ayuda a prevenir los problemas cardíacos y el cáncer. Es muy recomendable para mejorar la salud de embarazadas y su feto.